sábado, 24 de marzo de 2012

COSTURERA




Para superar sus temores bordó las iniciales de su nombre en las sábanas de sus fantasmas.

4 comentarios:

  1. Qué bueno, Pilar, vengo desde El Microrrelatista, donde me has dejado un amable comentario. Este hiperbreve me ha encantado, qué mejor forma de liberarse de los fantasmas que haciéndolos nuestros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elisa, te seguiré en tu blog Pativanesca.

      Eliminar