miércoles, 28 de marzo de 2012

CUENTO AFRICANO


A la sombra de unos frondosos árboles, Don Leoncio pasaba la mayor parte del día tumbado somnoliento, pero con un ojo abierto. Como rey que era, controlaba todo lo que sucedía a su alrededor. Si un travieso chimpancé, la señorita gacela despistada o su rival Don Leonidas andaban cerca, tenía que rugir ferozmente para hacer valer su autoridad. Por los alrededores acostumbraban a merodear las esbeltas hermanas Leonor y Leocadia. Él perdía su melena por Leonor, ella coqueta lo sabía...

6 comentarios:

  1. Hola Pilar.

    Me han gustado mucho tus micros, te felicito por tu blog.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gloria. A mi también me ha gustado el tuyo "volandomariposas". Estaremos en contacto.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Bonita estampa de la sabana africana. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre muchas gracias por tu comentario y gracias por estar ahí

      Eliminar
  3. muy buen micro, me gusta como escribis. Te sigo

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Laura. Yo también te sigo.
      Saludos!

      Eliminar